Piden declarar a Barranquilla y el Atlántico como zona de emergencia humanitaria

El Heraldo

Varias organizaciones sociales y de académicos solicitaron a las autoridades declarar a Barranquilla y el Atlántico como zona de emergencia humanitaria ante el aumento del número de casos de la COVID-19, lo que ha convertido a esta zona del país en el epicentro de la pandemia con más de 16 mil contagiados.

En una declaración pública emitida este martes, las organizaciones manifiestan su “enorme preocupación” por el manejo que se le está dando a la pandemia y llaman la atención de las autoridades locales para que escuchen a la ciudadanía y que sean incluidos dentro de los planes de acción para llevar el mensaje acerca de la enfermedad a las comunidades.

En el documento solicitan más personal de salud, mayor dotación en los centros de salud, acción humanitaria de emergencia, medicinas, alimentos, tapabocas, pedagogía, celeridad en las pruebas, cercos epidemiológicos y protocolos con enfoque de derechos, para enfrentar la pandemia y disminuir la tasa de contagios.

“Hemos insistido a las autoridades en abandonar el discurso de indisciplina social que termina por señalar a los ciudadanos como los únicos culpables de esta grave situación cuando las grandes brechas sociales y la economía del rebusque no permiten un aislamiento efectivo”, manifestaron las organizaciones en el documento.

Las organizaciones sociales y de la academia también cuestionan el rol del Ministerio de Salud en el seguimiento a la crisis en la ciudad y el departamento. “Tanto la Personería Distrital, como la Defensoría del Pueblo Regional Atlántico y la Procuraduría Regional se han mantenido principalmente al margen, incumpliendo su deber como entes de control y garantes de los derechos de la ciudadanía. Denunciamos que no hay una ruta clara de atención en salud, las EPS tardan mucho tiempo en atender sus  líneas de llamada, en aplicar pruebas, entregar los resultados y realizar cercos epidemiológicos. No hay rutas visibles para la disposición de cadáveres de pacientes que fallecen en sus viviendas, la respuesta para recoger los cuerpos es lenta, revictimiza y pone en peligro a sus familias”, indicaron.

También sugirieron a las autoridades locales declarar el toque de queda el próximo 3 de julio, cuando se tiene previsto realizar el segundo día sin IVA, como un mecanismo para controlar las aglomeraciones, como ocurrió en algunos centros comerciales durante el primer día sin IVA.

Finalmente, consideran necesario que haya más control y vigilancia de las EPS para frenar la crisis, un mayor control político a los mandatarios y un acuerdo social entre las organizaciones sociales, la academia, los gremios y la institucionalidad de Barranquilla, los municipios del área metropolitana y la Gobernación.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.