COLUMNA DE OPINIÓN

*Este es un espacio de opinión y debate. Los contenidos reflejan únicamente la opinión personal de sus autores y no compromete el de SINTRADEUA ni a sus patrocinadores.
Resultado de imagen para opinion
Resultado de imagen para jairo soto molina
 
Por Jairo Soto Molina.
Doctor en ciencias Humanas
Mencion enseñanza Intercultural del Ingles               
Profesor Titular 1279 (80)
 
Los Viernes de Jairo
“Lo que las leyes no prohíben, puede prohibirlo la honestidad”.
-Lucio Anneo Séneca
 
La honestidad es quizá una de las virtudes más valoradas, por la rareza con que se encuentran personas que la posean. Para muchos ser honestos es difícil hasta con ellos mismos, por eso esta virtud también es fuente de inspiración de citas célebres. Estos señores que le roban al presupuesto universitario, le roban a los estudiantes mediocres que no son capaces de hacer una tesis y les cobran por un copia y pega, que van a saber que es honestidad. Yo jamás he robado y no lo haré por ser persona honesta y porque estudié para ponerme un sueldo alto. De ahí que me acogí al Decreto 1279. Allá los que no saben escribir, ni tienen un discurso articulado y tienen que copiar y pegar en un costurero de tesis. Quienes buscan afanosamente la plata para financiar sus proyectos (tomas y tropeles) para negociar en medio de la crisis ya que son parte de la crisis y de la solución. Ese pragmatismo perverso es lo que han aprendido estos limpiadores de tubo. Recuerdo a mi compadre Julio García Andrade Cuando (qepd) fundamos la Cooperativa Cooprudela allá en la Calle Bolivia con el callejón Ricaurte, me decía cuando el camastrón de Robertico (Robertico o Marquitos??? “caramba que bien que este muchacho se dedique a la educación por él como Químico farmacista es muy capaz de echarle agua al sodio”. Muy contrario a Clara Fay Vargas quien ha sido la mejor decana de esa Facultad y quien es una autoridad en el conocimiento de este saber a nivel nacional. Marquitos perdón Robertico no trascendió en este campo como tampoco en la educación. No ha aprendido ni a hablar. Su pensamiento obtuso es intraducible.

Por otra parte, por ahí hay una mesa que no llega a la categoría de taburete, quien anda desesperado porque yo le dedique uno de mis escritos pero es tan mediocre que ni siquiera me da ganas de mencionarlo. Este otrora limpiador de tubos al igual que Marquitos Figueroa, disculpen Robertico Figueroa, “otro limpia tubo” siempre me he confundido con el primer nombre. Será que no encuentro mucha diferencia. También quieren que yo me abra en pelea con ASPU, lamento defraudarlos, yo me volví a afiliar a esa asociación para transformarla y brindar mi apoyo a que recupere su grandeza y credibilidad en la institución. A mí nadie me busca contrincantes porque no tengo apoderados, ni jefes. Así pues, con mi ASPU nadie se meta! Te vas a llevar una pela en la próxima elección de representante profesoral ya quisiera yo que fuera mañana para demostrarte mi liderazgo en la Universidad del Atlántico, Marquitos o Robertico.

Ahora, le ha conseguido un TCO al “hombre de negro” de las chaquetas desteñidas quien ejerció como rector de la universidad, siendo el único contratado con especialización en alcanzar esa dignidad. Recuerdo que me mandó a buscar para que yo participara en una reunión que programó el otro alfil, el alfil blanco pues el alfil negro, no soportaba los botinazos de Radio Botín un proyecto que inicié con Frank Soto y que abandoné apenas este señor de poca dignidad que le ha llorado tanto a Rafaela Vos como a Prasca quien lo sacó de la UA, lo han sacado como muñeco de ventrílocuo de una pieza arrendada allá en el barrio Simón Bolívar donde se estaba comiendo un cable bien laaargoooo. Es que definitivamente, los burros se buscan para rascarse. Pero el hombre desesperado me preguntó que de que quería yo que me nombrara y le respondí: “nómbreme en su cargo, jamás debió legar hasta aquí.

Como consecuencia del anterior hecho, y de la asignación de clases y contratico al filósofo de la catedra de la paz, a quien me lo pillé enviando un pasquín desde su celular, no saben estos imbéciles que tengo un software que encuentra la trazabilidad del envío de mensajes y correos electrónicos en celulares unidos en red; me gustaría que regresara Carlos Javier Prasca Muñoz a la rectoría, les juro que armo campamento yo que no concibo estos esperpentos al interior de una Alma Mater para no perderme de “la muñequera” que se llevarían. Por ahí sacan un pasquín en donde creen atacarme y al Vice investigaciones porque quieren llevar a un borracho a la Vicerrectoría de investigaciones, extensión y proyección social, al alfil blanco u hombre de ideas desteñidas de nuevo a la vice docencia, y al Filosofo de la paz a la de Bienestar Universitario, es decir, moñona. Con Marquitos facturando como les envié las cuatro últimas cuentas con fichas en el doctorado y Maestría de educación, así aseguramos las frías para el gobierno universitario estudiantil en la Troja.

Los tengo locos reuniéndose, escribiendo pasquines, elucubrando…pero te quiero decir algo para que lo tengas bien claro “Doctor de todito”: A un lobo no lo inmuta los ladridos de los perros. Donde deja la huella un león no la borra un gato.

Llamaré estas páginas “Los Viernes de Jairo” en honor al mejor radio periodista salsero Jairo Paba salcedo en sus “Viernes para recordar”

Les dejo esta bibliografía:

Carillo, R. & Hernández, C. (1995) Domina los valores. México: Árbol Editorial

Rosas, O. (2011). La estructura disposicional de los sentimientos. Ideas y valores: Revista Colombiana de Filosofía, 60(145), 5-31.    

A ver si internalizan el valor de la honestidad, aunque no lo creo, pero al menos….

¡Estudien Vagos!

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.